miércoles, 5 de marzo de 2008

Tres pájaros de un tiro.

Ando medio corta de ideas, de tiempo y de inspiración, así que les dejo una cita para que se deleiten...

La vida, como un comentario de otra cosa que no alcanzamos, y que está ahí al alcance del salto que no damos.
La vida, un ballet sobre un tema histórico, una historia sobre un hecho vivido, un hecho vivido sobre un hecho real.
La vida, fotografía del número, posesión en las tinieblas (¿mujer, monstruo?), la vida, proxeneta de la muerte, espléndida baraja, tarot de claves olvidadas que unas manos gotosas rebajan a un triste solitario.
Julio Cortázar, Rayuela, Capítulo 104

Cortázar tiene, en mi opinión, esa facilidad para enganchar al lector en su juego, en su ritmo. No importa si lo que está escribiendo es super profundo o si simplemente no tiene sentido. No me importa que casi no entiendo la cita que puse. Cada palabra cae oportunamente después de la otra, como en una canción, como en un laberinto maravilloso, que invita a seguirlo y a disfrutar de ese exquisito sinsentido que son sus reflexiones y sus historias. La verdad es que no sé cómo explicar mejor lo que me produce leerlo. Sospecho que esta incapacidad se debe, justamente, a que no soy Cortázar.

-------------
Los tres pájaros:
Para Barby, quien me alentó a disfrutar Rayuela tanto como lo había hecho ella. Porque cumplió años y le debo el regalo (coming soon) y porque me pidió que actualizara.
Para Pablo Pargament, mi hermano, quien cumple 15 años hoy. (Buena edad para arrancar con Cortázar, no? va a estar difícil convencerlo igual...)
Para Pablo Ernesto, quien también cumple años hoy. No sé si gusta de leer a Cortázar, pero sé que disfuta de los enredos de palabras, así que quién sabe...



2 comentarios:

Daniel Tunnard dijo...

Esa! Y yo a los 31 años, 10 años despues de leer Rayuela 2 veces "porque hay muchas formas de leerlo), que me convenció entre otras cosas de mudarme a Bs As y finalmente escribir mi novela. Cuando termino de leer Lolita por la 3ra vez, vuelvo a Rayuela y termino esta novela. Suerte con el blog!

Daniel (él que enseñó a Martín todo lo que sabe)

Oso Polar dijo...

Me sumo y aplaudo la elegancia estilística de Julio, sin que eso signifique que pienso ceder un centímetro en nuestra eterna discusión sobre si es o no mejor que Borges. Pese a ser un fanático confeso de la obra de este último, me permito asiduamente disfrutar de textos de Cortázar que han calado hondo en mí, como Historia de Cronopios y de Famas.

Besote!

Martin (el que le dio a Daniel la confianza suficiente como para empezar a preparar alumnos para CPE)